Miércoles 25 de Noviembre de 2020

Hoy es Miércoles 25 de Noviembre de 2020 y son las 11:32 Línea 144 - Atención a víctimas de violencia de género Gratuita, anónima, nacional y disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

  • 7.4º
  • Nublado

CORONAVIRUS

26 de junio de 2020

Cachito:"Gracias a toda la gente que no me dejó caer"

El chofer de ambulancia del hospital cipoleño venció al coronavirus y esta mañana se fue a su casa. "Si todos colaboramos, este bicho se muere", afirmó feliz.

Llegó el día de volver a casa. Juan Carlos "Cachito" San Martín, el chofer de ambulancia del hospital cipoleño que se contagió de coronavirus, ganó la batalla. Después de 21 días de aislamiento, negativizó la viremia y pudo reencontrarse con sus hijos, lo que más ama en la vida. Es un recuperado más en la ciudad y está feliz de contarlo.

Anoche, a las 23 horas, su médico le comunicó la noticia. Ya tenía toda su ropa preparada porque tenía la corazonada de que se iba. Cerca de las 5 de la madrugada de hoy despertó y no pudo volver a dormir. Se dio un baño, acomodó la habitación donde estaba internado y comenzó a dar vueltas. "Ya no daba más por ver a mis hijos", dijo.

Al salir, a las 10, se sintió raro después de haber estado tanto tiempo entre cuatro paredes. Primero, en una habitación de su casa. Luego, en el Sanatorio Río Negro, donde permaneció siete días internado y aseguró que lo trataron de "mil maravillas". Enfermeros, camilleros, médicos y técnicos, todos con mucha calidad humana.

A su familia le había pedido que no vaya a buscarlo, que mejor se guarde en la casa. Pero fue un hermano que estuvo muy cerca todos estos días para llevarle el diario y hacerle sentir que no estaba solo. Mucha gente le demostró en los momentos más críticos cuánto lo quiere y le dio fuerzas para seguir. Tanto que su teléfono no paró de sonar y por momentos se tildaba debido a la gran cantidad de mensajes de aliento que ingresaban a su celular.

Recibió muchas demostraciones de afecto, pero una de ellas fue muy visible en la reja del hospital donde trabaja como chofer, con un cartel que le expresaba toda la fuerza para salir adelante. "Le agradezco a toda la gente que no me dejó caer", sostuvo.

Al salir, también se encontró con su jefe y amigo, quien lo acercó hasta su casa, donde sus hijas lo esperaban tan ansiosas como él para volver a abrazarse.

"No sé qué más le puedo pedir a la vida, si ya tengo todo. Mis hijos son lo que más amo y el último regalo que me hizo Jesús fue en el Día del Padre: haberme hecho inmune a esta enfermedad", contó el chofer.

Cachito fue muy agradecido con su familia, con sus compañeros del hospital y el personal del sanatorio donde estuvo internado. También, con toda la gente que se solidarizó con él y le dio ánimo para recuperarse. Incluso, le dio las gracias al intendente Claudio Di Tella que lo llamó para darle aliento.

" Si todos colaboramos y hacemos las cosas bien, este bicho se muerte. Porque no camina solo, nosotros lo hacemos caminar", sostuvo el chofer de ambulancia.

Por eso, pidió "de todo corazón" a los cipoleños y cipoleñas que tomen conciencia. "Cuidense, hagan las cosas bien, porque nos va a ayudar a todos", advirtió Cachito.

Mientras tanto, se prepara para la vuelta al trabajo, feliz. Reveló que quiere volver "lo antes posible para estar cerca de la gente".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios