Martes 11 de Mayo de 2021

Hoy es Martes 11 de Mayo de 2021 y son las 20:47 Línea 144 - Atención a víctimas de violencia de género Gratuita, anónima, nacional y disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

REGIONALES

25 de enero de 2021

Superando imprevistos en el zanjeo, la obra de ampliación del colector cloacal costanero de San Carlos de Bariloche continúa avanzando.

El nuevo caño comenzó a tenderse en las primeras cuadras de la avenida Bustillo, enterrado en una zanja bajo un metro y medio de relleno, en un tramo en el que funcionará por impulsión hasta el Monolito. Desde allí continúa por Juan Manuel de Rosas en una zanja mucho más profunda y con el declive natural pasará a trasladar los líquidos por gravedad.

El nuevo caño comenzó a tenderse en las primeras cuadras de la avenida Bustillo, enterrado en una zanja bajo un metro y medio de relleno, en un tramo en el que funcionará por impulsión hasta el Monolito. Desde allí continúa por Juan Manuel de Rosas en una zanja mucho más profunda y con el declive natural pasará a trasladar los líquidos por gravedad.

El inspector a cargo de la obra por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENHOSA), Daniel Beloqui explicó que la obra se topó con una piedra enorme, de las llamadas “rocas erráticas”, que aportó una mayor dificultad al zanjeo, porque los operarios debieron valerse de martillos neumáticos además de la máquina excavadora e ir rompiendo la masa para retirarla en trozos pequeños.

“Por este tipo de cosas es muy difícil estimar los tiempos e ir anunciando a la gente la finalización de las etapas. Aparece esta roca y la obra se hace más lenta, si no hay otra va más rápido”, remarcó.  

El ingeniero expresó su satisfacción por el ritmo de la obra, porque aún en pandemia y con este tipo de obstáculos “la obra global ya avanzó un 30%, que es bastante desde su inicio en el invierno”.

La obra de la ampliación del colector demanda una inversión total de alrededor de 300 millones de pesos, que encara la provincia a través del Departamento Provincial de Aguas (DPA) con un crédito BID, gestionado a través del ENOHSA.

Forma parte de todo el proyecto para el saneamiento de Bariloche, que incluyó la construcción de una estructura que duplicó la capacidad de la planta de tratamiento, y otra planta para la descarga de camiones atmosféricos, en total pensado para abastecer la demanda de la ciudad por los próximos 20 años y una población de casi 200.000 habitantes.

Todo el proyecto tiene como referente al ingeniero Beloqui, quien además de la gestión técnica está al frente de la coordinación de varios organismos provinciales y municipales, y la Cooperativa de Electricidad Bariloche, concesionaria del servicio.

“La relación entre todos es excelente, hay realmente una buena sinergia que nos permite avanzar muy bien”, afirmó.

 

 Sin cortes de tránsito

 

Entre otras virtudes del equipo, Beloqui destacó que aún con la magnitud de la obra “en ningún momento se interrumpió el tránsito”, precisando que sólo hubo cortes parciales por manos y algunos desvíos. “El pliego lo dispuso así, no puede haber cortes totales de tránsito”, agregó.

La zanja avanzará por Juan Manuel de Rosas entre las dos calzadas, y entre el Puerto y el Centro Cívico la traza pasará por la calzada norte -tránsito al oeste- de la avenida Costanera 12 de Octubre, junto al colector actual que pasa bajo la vereda. Allí es donde debieron tirar 14 pinos para luego remover sus raíces y reemplazarlos en otoño por 25 árboles autóctonos de la región.

Ese tramo será de tres cuadras entre el Puerto y la calle Palacios, donde el ducto doblará hacia el norte, aproximándose al caño actual y continuará hacia el este a la par hasta la calle Fanny de Newbery, donde está el obrador de toda la ampliación y construyeron una planta de impulsión para el segmento siguiente.

El tránsito de la calzada norte de la Costanera se desviará a la mano contraria mientras dure el zanjeo y colocación del caño en ese sector.

 

Nueva pasarela

 

Desde Palacios hasta Fanny de Newbery se prevé un rápido avance de la obra junto a la costa del lago y entre otras particularidades estudian cómo será el paso bajo el arroyo Ñireco.

Como un valor agregado especial, allí se reemplazará la pasarela peatonal por otra nueva, de muy bello diseño, lo que generará además un nuevo atractivo en el paseo de la costa.

Y desde Fanny de Newbery hasta la planta de tratamiento la obra volverá a acelerarse para acercar la conexión final y puesta en marcha de la ampliación.

 

Pioneros en pandemia

 

“El ENOHSA es pionera en protocolos y cuidados ante la pandemia. Todavía no había cuarentena en Argentina y el organismo ya estaba trabajando con protocolos y cuidados para funcionar en pandemia. Eso nos permitió seguir adelante con nuestras actividades y sólo sufrimos algunos inconvenientes con la suspensión en la provisión de materiales”, observó Beloqui.

Cabe destacar que con ese aprendizaje previo toda la obra es muy rigurosa en controles por COVID-19, testean la temperatura del personal dos veces por día y en cada punto de trabajo hay la mínima cantidad posible de operarios con el distanciamiento debido.

COMPARTIR:

Comentarios