Martes 7 de Febrero de 2023

Hoy es Martes 7 de Febrero de 2023 y son las 07:37 - Línea 144 - Atención a víctimas de violencia de género Gratuita, anónima, nacional y disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

26 de septiembre de 2022

Enorme peligro: tiraron al piso una línea eléctrica entera para robarse el transformador

Los robos de cables y transformadores están a la orden del día hace ya varios meses. Pero esta vez, un hecho ocurrido en horas de la madrugada del domingo en cercanías a General Enrique Godoy no sólo provocó mucha sorpresa, sino que además generó una enorme preocupación por el nivel de riesgo que tomaron los delincuentes.

Cuando las cuadrillas operativas de la distribuidora eléctrica llegaron al lugar se encontraron con un escenario complejo: habían tirado al piso una línea entera de media tensión, y se robaron el transformador de potencia y parte de la red eléctrica.

Todo ocurrió en el sector denominado “Tres Puentes”, en la ruta Nacional 22, entre las localidades de General Enrique Godoy e Ingeniero Huergo -sobre la colectora, del lado norte de la ruta-. 


Los robos y vandalizaciones de instalaciones eléctricas en el corredor que va de Allen a Chichinales no se detienen. Todo lo contrario. Pero en lo que tiene que ver con transformadores de potencia la situación se torna compleja, porque las máquinas no se consiguen en el mercado y en los depósitos de EdERSA ya escasean.

“Desde diciembre del año pasado a la fecha, hemos repuesto más de 55 transformadores por hechos delictivos. La problemática va más allá de las pérdidas económicas para la empresa, porque la realidad es que las máquinas de este tipo no se consiguen en el mercado”, se preocupó el técnico de la distribuidora. 


“Esta vez los delincuentes fueron temerarios, y tomaron enormes riesgos. No sólo ellos podrían haber salido lastimado, al tirar una línea eléctrica al piso, tensionada en 13.200 voltios, con transformador y todo. Por suerte nadie pasaba por la zona en ese momento, porque podría haber ocurrido una tragedia”, lamentó una fuente operativa de la distribuidora EdERSA. 


Los malvivientes se llevaron el transformador de potencia y parte de la línea eléctrica, dejando ese sector rural sin servicio y un potencial riesgo de seguridad pública. Los operarios de EdERSA llegaron al lugar después de ser alertados por un vecino del lugar, despejaron los peligros y comenzaron con los trabajos de reparación.

“Seguimos trabajando en la zona, dado que el daño fue muy grande”, indicó la misma fuente, quien estimó que serán no menos de 10 horas de labores plenas en el sector.

COMPARTIR:

Comentarios